Gestión Galuccio en YPF

Por: Hernán Torre

A partir del 1ro de noviembre, el periodista de La Nación Juan Pablo De Santis dio arranque a su blog llamado Kust, en el cual debate acerca de cuestiones ligadas a la economía, la actualidad del país y algunos otros temas. Una de sus primeras notas está referida a la evolución del precio de la nafta Premium y Super en la Argentina, cómo el diferencial de precios entre ambas calidades de combustible modifica los hábitos de consumo de la población. Es así que, a la luz de la información obtenida de la Secretaría de Energía de la Nación, Juan Pablo encuentra una mayor tendencia a consumir Super en desmedro de la Premium. Este fenómeno está fundado en la nueva política de incremento de precios que ha caracterizado a la gestión Galuccio a partir de su designación al frente de la petrolera estatal. Tal como sostiene el autor en el blog, en lo que va de 2014 el incremento de precios ronda el 40%; a continuación, un gráfico que tomo prestado para evidenciar los continuos aumentos de precios que acontecieron este año:

nafta-super-precio-2014

Sigue leyendo

Anuncios

“Sell in May and go away”, ¿Estrategia válida para Argentina?

Por: Federico Fernández

“Debe existir siempre un respeto por la persona que está tomando la operación contraria a la nuestra. Pregúntese siempre ¿por qué quiere vender? Y ¿qué sabe él que yo no sepa?” Michael Setinhardt

Parece interesante empezar a analizar el comportamiento cíclico que podemos encontrar en los mercados, más aún en estos momentos de incertidumbre donde, aunque con mayor variabilidad, los movimientos en la bolsa pueden anticiparse y predecir impactos en la economía real.

Uno de los casos más interesantes que puede validarse empíricamente para el mercado financiero de Estados Unidos es la famosa frase “Sell in May and go away”. Aunque no tenga un fundamento, es una recomendación conocida en el ámbito de traders, e implica una advertencia con respecto a vender las tenencias en acciones para evitar una baja sistemática en el mercado. La estrategia consta de vender los activos en Mayo y recomprar en Noviembre, evitando un período típicamente volátil (Mayo-Octubre), lo cual sería mucho más rentable que quedarse con el portfolio durante el ciclo completo. Por supuesto que esta estrategia tiene sus limitaciones, tal como pueden ser los costos de transacción e implicaciones impositivas por rotación de activos.

Sigue leyendo