Gestión Galuccio en YPF

Por: Hernán Torre

A partir del 1ro de noviembre, el periodista de La Nación Juan Pablo De Santis dio arranque a su blog llamado Kust, en el cual debate acerca de cuestiones ligadas a la economía, la actualidad del país y algunos otros temas. Una de sus primeras notas está referida a la evolución del precio de la nafta Premium y Super en la Argentina, cómo el diferencial de precios entre ambas calidades de combustible modifica los hábitos de consumo de la población. Es así que, a la luz de la información obtenida de la Secretaría de Energía de la Nación, Juan Pablo encuentra una mayor tendencia a consumir Super en desmedro de la Premium. Este fenómeno está fundado en la nueva política de incremento de precios que ha caracterizado a la gestión Galuccio a partir de su designación al frente de la petrolera estatal. Tal como sostiene el autor en el blog, en lo que va de 2014 el incremento de precios ronda el 40%; a continuación, un gráfico que tomo prestado para evidenciar los continuos aumentos de precios que acontecieron este año:

nafta-super-precio-2014

A raíz de este artículo, comencé a evaluar cuál había sido la trayectoria seguida por el precio de la nafta a lo largo de la década, prestando especial atención al quiebre producido antes y después de la estatización de YPF por parte del Estado Nacional. Con este objetivo, recopilé información publicada por la misma fuente a la que accedió Juan Pablo, para entender si existía algún cambio en la política de precios de YPF.

ypf

El gráfico refleja un salto en el incremento interanual de las naftas (en este caso, el ejercicio se realizó para la nafta Súper) desde niveles cercanos al 30% en el período previo a la estatización de la petrolera (llevada a cabo en Mayo de 2012) hasta llegar a los actuales niveles de 50-55% en los últimos 12 meses. Evidentemente, los precios del sector energ;etico se encuentran desfasados de su costo, originando cuellos de botella en la generación y distribución de los recursos debido a la escasez de incentivos brindados a las empresas. Un claro ejemplo práctico de esta falla en la política está dada por la situación de practicamente quiebra en la que se encuentra Edesur; justamente hoy informó a través de un comunicado que cuenta con patrimonio neto negativo. Es decir, su pasivo (todas sus erogaciones a corto y largo plazo) excede a su activo (bienes con los que cuenta).

En el caso de YPF, puede verse el efecto inverso a partir de la llegada de Galuccio y del apoyo demostrado por el gobierno sobre su gestión – nunca se habían permitido subas en el precio de la nafta de esta magnitud -; el alza de los precios permitió oxigenar el balance de la empresa y fomentar las ganancias de la empresa. El incremento de precios dio expectativas positivas al mercado de capitales respecto de la situación de la empresa, ya que se consideraba que, dada su posición de líder nacional en el mercado de hidrocarburos, sus ganancias en algún momento llegarían. El gráfico a continuación plantea la evolución de la cotización de $YPFD.BA durante los últimos dos años:

ypf3

Para poder relacionar ambos fenómenos recién explicados, se procedió a evaluar el retorno interanual que se hubiera obtenido en caso de invertir en acciones de YPF desde el momento en el que Galuccio se hizo cargo de la empresa junto con el incremento de los precios de las naftas:

ypf2

A futuro, pareciera que YPF tiene todo para recuperar en algunos años el autoabastecimiento energético del país: habrá que ver cómo impactan la caída de los precios internacionales, la Ley de Hidrocarburos, el conflicto con los holdouts y la coyuntura macroeconómica del país en los niveles de financiamiento e inversión necesarios para tal efecto. Si nos dejamos llevar por las noticias más recientes, las perspectivas no son buenas. Hoy se hizo público que se dio la concesión de un área clave para el desarrollo de Vaca Muerta a Enercana, una empresa ignota en el negocio de la exploración petrolera, cuyo capital social asciende a $100,000 (si, leíste bien). Por eso, si bien hay cuestiones para esperanzarse en el desarrollo del sector petrolero, también hay otras que nos obligan a ser cautos a la hora de pronosticar avances notables en pos de recuperar el autoabastecimiento. Por lo pronto, si bien esto golpea directamente los bolsillos de la gente, los incrementos de precios de la nafta por encima de la inflación y de la devaluación seguirán nutriendo los balances de YPF y eso redundará en un mayor retorno para sus inversores en el mercado bursátil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s