Contado con liqui: ¿con las horas contadas?

Por: Hernán Torre

La Comisión Nacional de Valores (CNV) es el ente autárquico (pero bajo la órbita del Ministerio de Economía) a través del cual el gobierno intenta regular el mercado de capitales argentino. Es claro que debe haber una reformulación del mismo, para poder fomentar su desarrollo, a fin de que éste pueda expandirse y convertirsee en una herramienta de inversión para la totalidad de los agentes económicos en el territorio argentino.

En tiempos de cepo cambiario, no son pocos los que han empezado a mirar con buenos ojos al mercado de capitales, por lo que ha ido ganando mayor relevancia (en especial la Bolsa de Comercio de Buenos Aires) debido a la continua búsqueda de los inversores por ganarle a la inflación. Otro objetivo altamente deseado ha sido el de dolarizar portafolios de inversión, realizado a través de operaciones de compra y venta de activos financieros nacionales.

alejandro-vanoli

Sigue leyendo

Anuncios

Presupuesto 2015: otra vez sopa

Por: Hernán Torre

La Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados de la Nación recibió esta tarde la visita del Ministro de Economía Axel Kicillof y del Jefe de Gabinete Jorge Capitanich, en el marco del comienzo de la discusión del Presupuesto 2015. La reunión de hoy representa el primer encuentro, en el cual ambos miembros del gabinete presentaron el proyecto que intentará presentar el Poder Ejecutivo para su aprobación por parte del Poder Legislativo. Pese a ser el primer bosquejo del proyecto, resulta interesante leer cuáles son los supuestos que el gobierno realiza a la hora de asignar recursos con un año de anticipación; es decir, ¿qué tasa de inflación habrá en el año entrante? ¿cuál será la cotización del dólar? ¿cuánto se espera crecer? Todas estas preguntas deberían hallar sus respuestas, al menos a modo de vaticinio, por parte de las autoridades.

kic_pres

Sigue leyendo

Déjà-vu cambiario y monetario

Por: Hernán Torre

La economía argentina pareciera repetir una y otra vez los mismos síntomas, y frente a estos, la evidencia parece indicar que no logramos hallar los mecanismos que nos permitan sortearlos. Así como a partir de la imposición de lo que se conoce como “cepo cambiario” se comenzó a hablar de restricción externa, déficit en balanza de pagos y pérdida de reservas internacionales; en Diciembre de 2013 y en todo lo que va de 2014, también se han mencionado estas temáticas como centrales en lo que se refiere a las problemáticas que encuentra nuestro país para lograr el crecimiento económico.

La situación de la macroeconomía argentina a comienzos de este año generaba, inevitablemente, analogías con diferentes corridas cambiarias a las que se había enfrentado nuestro país. La tendencia descendente que evidenciaban las reservas internacionales del BCRA hacía pensar en que, en el corto plazo, habría – cuanto menos – tensiones cambiarias. Este esquema de presiones sobre el valor del peso (en relación al dólar) llevó a que el gobierno decidiera llevar adelante una devaluación del orden del 20%. El dólar pegó un salto en su cotización y pasó a cotizar, en el lapso de menos de una semana, de $6,50 a $8. El objetivo era claro: desincentivar la dolarización del sector privado e intentar descomprimir la situación a través de un relajamiento del atraso cambiario, fomentando de esta manera la entrada de divisas al circuito formal de la economía.

fabrega Sigue leyendo