Puede ser chaparrón, pero también tormenta

Por: Hernán Torre

30 de julio de 2014. Fecha clave en el conflicto holdouts-Argentina para entender si se podía llegar a algún tipo de acuerdo entre los fondos litigantes y el Estado argentino o si, por el contrario, nuestro país caería en default, default técnico, Griefault o como quieran llamarle. Antes de realizar un breve racconto de la situación actual, explico el porqué del dilema acerca de si este episodio de deuda puede ser llamado default.

Según el prospecto de los bonos del canje, Argentina está obligada a depositar el dinero de los bonistas reestructurados en determinadas fechas (el último pago de U$S 539 M era el 30 de Junio). De acuerdo a este contrato, Argentina ya cumplió con lo pactado, que consiste meramente en realizar dichos depósitos en el Bank New York Mellon (realizado el 26 de Junio). Sin embargo, antes de realizar las correspondientes acreditaciones cuenta por cuenta de los bonistas, el juez Griesa ordenó detener el pago hasta tanto Argentina cumpliera con la sentencia a favor de NML Capital (los famosos U$S 1330 M). De acuerdo a esta visión, se sostiene es que Argentina no está en default, ya que tiene voluntad de pago, sino que el acontecimiento sería un bloqueo judicial que impide que los bonistas se hagan con su dinero.

Del otro lado, están quienes consideran que, si los bonistas no recibieron el pago de los intereses que corresponden a sus bonos, se está en presencia de una situación de default. Esta posición es la que sostiene la totalidad del mundo financiero, la cual adopta la definición de cesación de pagos de acuerdo a lo que establece el ISDA (International Securities and Derivatives Association). Esta es la entidad encargada de analizar si determinado agente económico se encuentra en default o no, a partir del análisis de “hechos concretos y definiciones pre-establecidas por el organismo”.

En el caso de Argentina, habrá una reunión en estos días (se especula que será hoy o mañana) para analizar si se gatillarán los CDS, que son seguros contra el default, a pagarse por los emisores (JP Morgan, Citibank, entre otros) en caso de que un agente no pueda hacer frente a sus obligaciones. No es un negocio pequeño, ya que de acuerdo con el Wall Street Journal existen CDS sobre la deuda argentina valuados en más de U$S 20.7 mM, los cuales ayer pronosticaban un 63% de probabilidades de entrar en default. El panel de ISDA encargado de la toma de decisión respecto del pago o no de CDS está compuesto por 15 miembros, los cuales representan a las principales entidades financieras del mundo: JP Morgan, Bank of America y (créanlo o no) Elliot Management, el fondo de inversión que ha estado litigando contra nuestro país.

En cuanto al conflicto de fondo, ayer el Ministro de Economía Axel Kicillof ha repetido la postura argentina que se ha mostrado inalterable a lo largo de las reuniones con el mediador Pollack: Argentina no puede ofrecer más a los litigantes que lo que ofreció a los bonistas del canje.  A continuación el video con la conferencia de prensa realizada en el Consulado argentino en Nueva York:

Sin embargo, las palabras del Ministro se tomaban como una manera de proteger a los representantes argnetinos de la famosa clausula RUFO, que establecía que, en caso de ofrecer mejores condiciones de pago a los holdouts, debía repetirse el mismo esquema de pago para todos los bonistas que habían entrado al canje. De ahí salen las estimaciones de U$S120-500 mM que obviamente resultarían impagables por parte del gobierno argentino. A la par, había crecientes rumores (luego confirmados) de que ADEBA estaba teniendo una serie de reuniones con NML para lograr destrabar la situación, de manera que pidieran la restitución del stay (medida cautelar que habilitaría el pago argentino a los bonistas del canje y evitaría default). A cambio, los litigantes obtendrían una garantía que se activaría en caso de que Argentina decidiera no pagar a los fondos en Enero de 2015, una vez vencida la RUFO.

En el transcurso de la tarde-noche, se comentó que estas negociaciones estaban caídas y que los representantes de los bancos argentinos se volvían a nuestro país. Ahora bien, esta vorágine de mil rumores, confirmaciones y desmentidas sigue y seguirá hasta tanto se pueda restablecer el stay. Y la reimposición de la medida cautelar, que quedó relegada al visto bueno de NML, sólo se logrará con plata. Es por esto que en la actualidad, y siempre en base a los rumores que destacan Bloomberg, Reuters y demás fuentes, JP Morgan y el Citi pican en punta para realizar alguna oferta a NML Capital ya que, casualmente, son los bancos emisores de CDS y, justamente, no les conviene que Argentina caiga en default y dispare el pago de estos instrumentos financieros.

¿Qué le queda hacer a nuestro país? Sinceramente las opciones son bastante limitadas. No puede negociar por la bendita RUFO, en todo caso, podrá – por detrás – intentar articular algún tipo de acuerdo entre privados (como lo hizo con ADEBA). Pero no es posible la negociación en primera persona, ya que – de acuerdo con los abogados que asesoran a Argentina – eso conllevaría una catarata de demandas legales por parte de los holdins. La novela es larga, y parece que no se termina acá nomas. Lo bueno es que esta situación no afecta sólo a Argentina, sino que toca de cerca a algunas entidades financieras de gran renombre, lo cual podría ayudar a acerca posiciones. En el medio seguirá habiendo rumores, negociaciones y mucha, pero mucha rosca financiera. Al final y al cabo, eso es lo que mueve al sistema financiero mundial.

Anuncios

2 comentarios en “Puede ser chaparrón, pero también tormenta

  1. El título es muy elocuente. Estamos en una posición en la que no se puede hacer ningún tipo de pronóstico sin caer en la brutal especulación.
    Me quedo con lo que dijo la Presidenta en su discurso, tenemos que estar todos juntos como argentinos y no dejarnos meter miedo.
    Quizás sea una tormenta, pero siempre que llovió paró.

  2. Todo pronóstico es especulativo. Y creo que la especulación no está mal de por sí; por el sencillo hecho de que todos especulamos en el día a día con cuestiones básicas.
    Las opiniones que dejo en el artículo tienen la desgracia de quedar desactualizadas en cuestión de horas por la vorágine de los sucesos y negociaciones. Hoy en día el panorama es mucho más incierto. No se si será posible llegar a ese famoso acuerdo entre privados, ya que es de muy difícil implementación.
    Ojalá que el resultado sea el mejor para el país, pero no hay mucho márgen de maniobra tampoco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s