Esquizofrenia carroñera: ¿en qué quedamos?

Por: Hernán Torre

La novela de Argentina y los fondos buitre sigue dándonos material para compartir. Es increible pero en escasos días se contó con mucha información, rumores e idas y venidas en este asunto, tomando como puntapié inicial la decisión que tomó la Corte Suprema de Justicia de EEUU de rechazar la apelación argentina respecto de los dos fallos adversos en instancias anteriores. De esta manera, invitó formalmente a los funcionarios argentinos a que, en la próxima fecha de pago de los bonos reestructurados, abonaran un total de U$S 1330 M al fondo buitre NML Capital.

A raíz del rechazo a revisar los fallos en instancias anteriores por parte de la máxima autoridad judicial de Estados Unidos, la Presidente Cristina Fernández de Kirchner realizó una cadena nacional el mismo día lunes 16 de Junio. Como había sostenido en este post (previo al discurso de la Presidente), consideraba que era importante que “se prioricen las posibilidades de llegar a un acuerdo dentro de todo beneficioso para el país, en desmedro de cuestiones personales o ideológicas que de nada sirven en este momento”.

griesa

Tal como pudimos ver todos, se decidió continuar por la senda conflictiva frente a los fondos, tildándolos de especulativos (que lo son) y de extorsionadores. A su vez, Cristina Fernández repitió una y otra vez que la idea era pagarle a los bonistas que habían confiado en el país al entrar en alguno de los canjes de deuda presentados por el país. Para esto, habría que esperar hasta el dia siguiente a conocer las declaraciones de Axel Kicillof, quien sería el encargado de transmitir los pasos a seguir para evitar el default y poder garantizar el pago del 30 de Junio de 2014.

Siguiendo cronológicamente el desarrollo de estas cuestiones, el Ministro de Economía de nuestro país empleó su discurso el martes 17 de Junio para proponer un canje de legislación en los bonos que aquellos que entraron en el canje tienen en su poder. A sabiendas de que el pago del 30 de Junio podrá ser embargado por Thomas Griesa debido a la caída del “stay”(cautelar que impedía embargar pagos de deuda realizados por Argentina en el Bank of New York), Argentina propuso a sus bonistas cobrar en Buenos Aires.

¿Qué desventajas tiene este procedimiento? En primer lugar, validar este tipo de conducta es asimilable a desestimar la justicia estadounidense. En muchos blogs, y sobre todo en twitter, encontré argumentos tildando al fallo de imperialista y antiargentino; sin embargo, estamos escapando a un dato simple que reduce esta cuestión y le quita la posibilidad de “pataleo”. Los bonos se rigen por la ley estadounidense, por lo que Argentina y su criterio de justicia no pueden más que respetar este fallo y asumir las consecuencias. Por otro lado, se requiere un 85% de adhesión al nuevo canje para que éste pueda ser validado, lo cual es bastante difícil teniendo en cuenta que faltan 11 días para el día de pago.

Aparte de proponer estudiar en detalle todo el procedimiento de “rerutear” pagos, Axel Kicillof sostuvo también que enviarían a los abogados a negociar con el juez Griesa en Nueva York el día siguiente. Este encuentro tuvo lugar ayer por la tarde (Miércoles 18/6, a las 15 hora Argentina) y consistió en una audiencia que compartieron los abogados que representan a nuestro país, los pares de NML y el mencionado juez. Carmine Boccuzzi y Jonathan Blackman sostuvieron que Argentina estaba dispuesta a negociar las formas de pago la semana que viene, y como prueba de ello, hizo saber a Griesa que una comitiva conformada por funcionarios argentinos (entre ellos Kicilllof) volaría a Nueva York la semana que viene para llegar a un acuerdo.

A esa altura, los bonos y acciones argentinas despertaron luego de la caída inicial de la jornada bursátil y se dispararon: en cuestión de minutos, se anotaron subas mayores al 5% sobre el cierre del día martes. Hasta este punto todo hacía pensar que el mercado retornaría al terreno positivo y que la voluntad de negociar que evidenciaría un viaje de Kicillof para enfrentar cara a cara a los fondos buitre generaría buena predisposición a reimplantar el “stay”.

Sin embargo, a la tarde/noche comenzaron los rumores – y luego la confirmación a través de este comunicado – de que el Ministerio de Economía seguía mostrándose reticente a negociar con los fondos buitre. Esta posición se basa en que Argentina seguía demostrando voluntad de pago, pero sólo a aquellos bonistas que entraron al canje. Traduciendo esto, el Ministerio de Economía y el gobierno siguen desconociendo y desestimando los fallos de la justicia estadounidense.

Hoy 19 de Junio por la mañana el Jefe de Gabinete volvió a desestimar lo sostenido por Boccuzzi y Blackman, al declarar en conferencia de prensa que no existía ningún viaje planeado por el gobierno hacia Estados Unidos para negociar con los fondos buitre. De esta manera, los analistas  barajan dos alternativas: o se trata de una maniobra para incrementar el poder de negociación de nuestro país, o el gobierno perdió el rumbo y efectivamente pretende quedar en la historia por su ferviente nacionalismo (y también por mandarnos de nuevo al default).

Esperemos que esto se resuelva para bien, ya que la pelota ahora está de nuestro lado: es cierto, la discusión no es equitativa porque tenemos un fallo firme en contra y la fecha del 30 de Junio que nos apremia. Pero las opciones ahora se redujeron a dos: negociar o defaultear.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s