Astarita, Lindenboim, Frenkel y Rapetti (Parte I)

Por: Hernán Torre

El miércoles 4 de junio tuve la oportunidad de concurrir a una charla de debate promocionada por la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA en la que exponían reconocidos profesores de la casa – algunos a los cuales tuve a lo largo de la carrera. Rolando Astarita, Javier Lindenboim, Roberto Frenkel discutieron a lo largo de dos horas acerca de las cuestiones referentes al desarrollo económico de nuestro país, sus asignaturas pendientes y el análisis de la coyuntura macroeconómica. La idea principal es presentr suscintamente las conclusiones a las que arribaron los diferentes participantes, dedicando un post a cada uno de ellos. A continuación, presento un humilde resumen en base a las cuestiones que considero más importantes de Rolando Astarita:

astarita

La pregunta que dio inicio a la presentación de Rolando Astarita fue la siguiente: ¿Pueden reconocerse dos períodos diferentes, delimitados por la crisis financiera mundial, dentro del modelo económico argentino? ¿Puede hablarse de cambio estructural respecto de los ’90?

Citando un trabajo de Rodrik, sostuvo que los países no desarrollados logran dinamizar sus estructuras productivas a través de la implementación de tipos de cambio alto, lo cual permite un alza en los rendimientos de los productores de bienes transables. A su vez, cuanto más atrasado fuera este país, mayor sería el impacto sobre el crecimiento económico. La salida de la Convertibilidad y la posterior devaluación del tipo de cambio luego de la crisis del 2001 fueron los sucesos que permiten crear una analogía con lo recién descrito por Rodrik.

Desde una óptica marxista, Rolando caracterizó el período post-Convertibilidad como uno de crecimiento basado en la extracción de plusvalía absoluta extensiva, dado que a partir del mismo capital se obtenía mayor masa de plusvalor. Ahora bien, al analizar si esta década representa un cambio estructural, el profesor de Desarrollo Económico considera que debemos hacernos la siguiente pregunta: ¿se avanzó hacia un esquema productivo generador de mayor valor agregado? Según el, la respuesta es no, y lo sostiene a partir de los datos oficiales:

  • la participación de la industria en el PBI es apenas 1% mayor a la de 1998
  • la agricultura y la gran minería aumentaron su participación en el ingreso bruto total
  • el sector financiero aumentó su participación en el PBI
  • los principales sectores económicos que impulsan el crecimiento iniciaron su desarrollo en la década de los ’90 (automotriz, complejo sojero, minería), por lo que el actual esquema productivo no representa un quiebre respecto del período anterior

Para que exista cambio estructural, es necesario evaluar cuál es el destino del excedente resultante de la actividad económica, inmerso en el proceso de reproducción ampliada del capital. Si el destino del mismo es alimentar la reproducción social del capital mediante la inversión en ampliación del trabajo productivo, entonces sí estamos frente a un proceso económico de cambio de estructura productiva. Astarita señaló la cuantía de la fuga de capitales, al sector inmobiliario y al consumo suntuario como referencia del destino esteril que se le dio al excedente de la economía argentina. Ninguno de estos tres conceptos permitían ampliar la capacidad productiva del país y lograr expandir la cantidad de trabajo productivo y de mayor calificación, tal como lo entiende Rolando Astarita.

En cuanto a la inversión, señaló que la misma depende no sólo de la tasa de rentabilidad, sino también de lo que llama “estructura social de la acumulación del capital” (condiciones de reproducción del capital, clima social global, sistemas nacionales de innovación). En este sentido sería comprensible que, en períodos de incertidumbre respecto de la política cambiaria o institucional, los empresarios duden a la hora de realizar de desembolsos que exijan largos períodos de recuperación del capital invertido.

En el caso argentino, Astarita sostiene que la evidencia del atraso y de la inexistencia de cambio estructural reside en el hecho de que, en el intento de prescindir del tipo de cambio alto como política de incentivo industrial, se acabó el impulso dinámico que motorizaba la inversión y permitía que la reproducción del capital se desarrollara dejando un excedente que daba inicio a un nuevo ciclo. No obstante, la falla de política pública estuvo en no incentivar la inversión y la cooperación entre agentes como universidades, empresarios y Estado a través de lo que algunos autores llaman “Sistemas Nacionales de Innovación”; no se priorizó el desarrollo de tecnología que permitiera aumentar el valor agregado por la industria nacional. Sólo se le aseguró un mercado cautivo a través de la implementación de barreras arancelarias, sin atender a la cuestión de su eficiencia ni de su capacidad para competir internacionalmente al cabo de algunos años de proteccionismo.

Por último, si bien considero interesante la crítica macroeconómica llevada adelante por Astarita, creo que su mayor aporte a la charla fue resaltar la cuestión epistemológica que encierra al kirchnerismo. Existe una creciente dificultad al realizar debates, ya que luego de esta década se vive un “desastre epistemológico”: es difícil separar la noción del “relato” respecto de los hechos objetivos, tal como se nos presentan. Todo es debatible, nada es definitivo. No se evalúan las políticas en sí con sus impactos en la realidad, sino que el debate se reduce a cuestiones relacionadas con la construcción de una realidad paralela épica, aumentando la diferencia de esta respecto de los hechos en sí. Todo hecho es refutable de por sí, lo cual se ve incentivado a través de la creación del famoso “relato”, siempre disponible para desplegar la retórica oficial a favor de cuestiones contradictorias y disímiles entre sí, con tal de que esta construcción paralela de la realidad siga vigente para la captación de apoyo nacional y popular.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s