Inversión Extranjera Directa en América Latina

Por: Hernán Torre

El pasado jueves 29 de mayo, CEPAL brindó una conferencia para anunciar los datos de inversión extranjera directa (IED) correspondientes al año 2013 para América Latina: casi U$S 185,000 millones. Esta cifra representa un récord histórico y significa, a su vez, un incremento del 5% respecto del año anterior, lo cual puede entenderse a partir del crecimiento registrado en promedio por los países latinoamericanos (2.5%).

ied1
Fuente: CEPAL


Como bien lo demuestra el gráfico, los flujos de inversión extranjera directa exhiben una tendencia positiva a partir de 2003, exceptuando el año 2009, en el cual es posible advertir el efecto depresivo que la crisis financiera mundial introdujo en las expectativas de los empresarios. Apoyando la teoría de la progresiva recuperación de las economías desarrolladas, el flujo de IED mostró un incremento a nivel mundial – del orden del 11% – redundando en la disminución de la importancia relativa de América Latina, aunque no sensiblemente ya que se mantuvo en niveles cercanos al 13%.

Los flujos de inversión externa se encuentran centralizados en un puñado de países, siendo Brasil y México los que mayor cantidad de fondos recibieron, con U$S64000 y U$S38000 millones respectivamente. Es decir, alrededor de 55% del total de los fondos que ingresaron a América Latina en concepto de inversión externa fue canalizado hacia la economía brasilera o mexicana. Debido al tamaño de su estructura productiva, podría creerse que Argentina debiera ser el tercer receptor de IED; sin embargo, este país se ubica sexto con apenas U$S9000 millones. Este pobre resultado puede deberse a las trabas que existen en el país para la remesa de utilidades y, mucho más reciente, por la devaluación que ha incrementado costos y ha complicado la financiación de la actividad económica.

ied2
Fuente: CEPAL

Al igual que Argentina, otro de los países que recibió menor cantidad de fondos externos fue Chile, que pese a los U$S20000 M de ahorro externo empleados para financiar actividad económica interna, tuvo un retroceso de 29% en comparación con 2012. En el bando de los países beneficiados con saldos crecientes, puede advertirse a México, Colombia, Panamá, Bolivia y Centroamérica.

Otro de los puntos analizados por la Comisión Económica Para América Latina es el impacto que estos fondos tienen sobre las condiciones de vida de los habitantes, a través de la creación de puestos de empleo. Contrario a lo que estipularía la Teoría del Derrame, el impacto que tiene la apertura de los mercados a la entrada de capitales externos sobre la tasa de empleo es – en palabras textuales – secundario. Este proceso de escasez de beneficios para los países receptoras de IED puede deberse a la falta de diversificación en la estructura productiva de los países latinoamericanos.

ied3
Fuente: CEPAL

A futuro, CEPAL sostiene que habrá una reducción en la inversión proveniente del extranjero para el año 2014. Para paliar esta caída, será necesario expandir las capacidades productivas de las diversas economías, intentando dejar atrás la dependencia de la mayoría de los países respecto de un solo sector económico. A través de la canalización de estos fondos externos mediante el accionar del Estado, será posible generar mayor cantidad de puestos de trabajo y, con ellos, los trabajadores podrán acceder a mayores beneficios, incrementando el bienestar social.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s