Precios Kuidados, la gran solución (?)

Por: Federico

‘Hay un viejo dicho que reza: “si quieres cazar a un ladrón, llama a otro para que lo atrape”. La virtud del capitalismo de libre empresa es aquél que coloca a un empresario frente a otro, y ese es el método más efectivo de control.’ Milton Friedman

Últimamente escuchamos por parte del gobierno que existen maniobras especulativas “anti-patrióticas” que están perjudicando la estabilidad de precios a lo largo de todo el país. Como mínimo, esto puede ser tomado como una falta de respeto a quienes habitamos el territorio argentino, ya que debemos soportar estas falacias extremistas y conspirativas por parte de los más altos niveles del Poder Ejecutivo.

Empecemos por la pregunta más simple, ¿cómo se fija un precio? Inicialmente un productor puede fijar el precio de un bien por dos caminos distintos: el primero es sumando los costos individuales de las distintas fases que tiene el proceso de fabricación del producto (incluyendo el margen de beneficio que se desea obtener). Y segundo, tomando un valor promedio de mercado. Luego, este mercado mayorista abastece a los mercados minoristas, tal como supermercados y almacenes agregando un segundo margen de ganancia y otros costos (como puede ser el costo de transporte). Además, se debe tener en cuenta la ley de oferta y demanda, ya que una mayor oferta de productos hará disminuir los precios y una mayor demanda tendrá el efecto contrario.

Pero, hoy en día, vemos subas de precios, ¿esto se puede explicar por un aumento de demanda? No, al menos en la magnitud y ritmo que se están dando dichas subas. ¿Y se puede explicar por una reducción de la oferta? Si la Argentina brindara un tipo de cambio competitivo, muchos productores estarían incentivados a realizar exportaciones que provocarían una reducción del abastecimiento interno. Pero como vemos, los productores intentan no liquidar las exportaciones básicamente porque no creen que los términos de intercambio los favorezcan, ya que el denominador común de sus expectativas es que la devaluación continúe.

Entonces, ¿de dónde proviene el anti-patriotismo especulador que aumenta los precios?, ¿acaso es el fantasma del ex – presidente con nombre a torneo final de un Fútbol Para Todos?

Podemos dar una respuesta simplificada, pero lo que no es nada simple es la solución que tiene asociada. La inflación por definición es la suba sostenida del índice de precios a lo largo del tiempo. Esto se debe a la actual política monetaria expansiva, la tasa de emisión positiva y las expectativas implantadas en la psicología del pueblo argentino que generan este aumento en el nivel nominal de precios.

Desde el punto de vista oficialista, podríamos decir que existe una puja por redistribución del ingreso, por lo que la expansión monetaria se utiliza para realizar esta transmisión. Pero como podemos ver, este argumento no es completamente válido ya que afecta fuertemente a las personas de menores ingresos. La emisión para financiar consumo es como sacar un préstamo personal para comprarse una televisión último modelo para ver el próximo mundial de fútbol. No tiene sentido, ya que uno esperaría que el rendimiento que genere el dinero obtenido a partir del préstamo sea mayor a la tasa de interés de dicho contrato. Es para una siguiente discusión el hecho de que estemos en el contexto de un artificial boom de consumo debido a la imposibilidad de ahorrar (ya que al no poder resguardarse en una divisa extranjera y con una moneda local perdiendo más de un 20% de poder adquisitivo anual, una de las tantas opciones que existen es adelantar consumo).

Se escucha de la boca de muchos economistas que la inflación es como la fiebre, es un síntoma de un problema interno, una enfermedad, una dolencia. Actualmente el control de precios impulsado por el gobierno se centra en atacar las consecuencias y no las causas de esta enfermedad que avanza. Es por eso que este proceso no tiene un equilibrio coherente y mucho menos confiable. No hay economía que resista la aplicación de un techo en los precios acompañado de un constante aumento de costos, ya que generaría una “asfixia” a dichos comercios y comerciantes. Muchos actores del mercado pueden remarcar productos, anticipándose a las subas de precios, generando una profecía autocumplida, pero si las expectativas inflacionarias fuesen frenadas a través de una señal de estabilización creíble, los precios tenderían a bajar debido a que, al menos por ahora (en contextos donde aún existen empresas privadas), existe competencia.

Anuncios

13 comentarios en “Precios Kuidados, la gran solución (?)

  1. Supongamos que Axel anuncia mañana la eliminación de todos los subsidios a la energía y al transporte, toda la ayuda a Aerolíneas, y el comienzo de la publicidad en serio en FPT. Pasamos a tener superávit fiscal. Se termina la inflación? Yo diría que no: hay una componente inercial muy fuerte. Los sindicatos seguirían pidiendo el 30% y las patronales se los darían, a sabiendas de que van a remarcar sus precios por el mismo porcentaje. Y así sucesivamente. Lo que pararía la inflación sería que o bien todos se pusieran de acuerdo en moderar precios y pretensiones, o que el BCRA los obligara brutalmente a ello no emitiendo un peso más y generando una recesión de caballo. La primera opción es la mejor, y el único árbitro que tiene alguna chance de implementarla es el estado. Y en qué consiste esa política? En acuerdos tipo Moncloa, en generar la mayor stickiness posible en precios. Precios Cuidados parece una estrategia válida en ese sentido, y el propio Costa lo sugirió cuando dijo que el objetivo es ““dar valores de referencia”. Desde este punto de vista los Precios Cuidados y programas similares no estarían mal ni serían una ingenuidad de los gobernantes. Por el contrario, constituirían una estrategia correcta para bajar las expectativas. La otra alternativa es que Fábrega se convierta en Paul Volcker (resultado: Reagan). El problema es que falta la otra pata de la política, que es la reducción del déficit. Pero cualquiera que lea a Cristina entre líneas sabe que eso es next…

    • Sabés como soluciono yo mi propia inflación José? comprando cada vez menos. El dinero que me sobra (ques es cada vez más) lo destino a dólares (que son cada vez menos. Ese remanente de dinero “al cuete”, es el mejor indicador de la sobre-emisión monetaria. Porque es dinero que ni pienso gastar (en precios que son una locura) pero tampoco me sirve para ahorrar, ya que me dan casi nada de dólares.

      No te extrañe que el plan de este gobierno y el de los venideros sea el mismo. Te acordás que hacía el BCRA cuando vos comprabas dólares? Bueno, tenia que retirar de circulación los pesos, y disminuir las reservas. Ahora el Gobierno quiere que vos hagas lo mismo, ese “sobrante” de pesos que no te sirven para nada los tenés que “sacar de circulación” metiéndotelos “en el bolsillo”. Es una forma de acorralarte y obligarte a pagar el déficit en el que ellos incurren para pagar al “relator militante”.

      Es el plan que nunca falla, jeje, Saludos.

  2. José, estoy de acuerdo con que la inflación no se para de un momento para el otro, y gran parte del problema es el auto-financiamiento vía señoreaje e impuesto inflacionario por parte del Estado. Hay una parte no menor de la población que depende de este gasto para poder subsistir. Por lo tanto, si se deja de emitir y las inversiones aún no ingresan por un tema de desconfianza, los recortes generaran un clima social difícil de sostener para cualquier gobierno que pretenda dejar de usar la maquinita de imprimir pesos argentinos. Es por eso que existe una inercia a la cual no se le puede poner freno de mano de manera brusca, pero de hecho, hay señales de un intento de saneamiento que serían buenas para aumentar la previsibilidad y disminuir la desconfianza que reina hoy: respeto de la propiedad privada, baja en el ritmo de emisión monetaria, tendencia a la reducción del gasto público, entre otras.
    Aunque no me pronuncio a favor, una política de regulación de precios no es necesariamente nociva en todo aspecto. Sin embargo, en un contexto de costos crecientes a causa de una economía en proceso de cierre y de una inflación de casi el 30%, atacar las consecuencias cuando el propio causante del problema es quien apunta contra terceros como si fueran los principales responsables, causa al menos un poco de resquemor.
    Tal cual decís, no creo que una marcha atrás en el aumento del gasto público sea una opción dentro de la agenda de nuestro actual gobierno.
    Saludos.

  3. Mati, voy a tomar como punto de partida tu comentario para investigar el comportamiento de los consumidores con respecto a restricciones al ahorro en divisas extranjeras. Creo que hoy en día existen (por ahora) algunas alternativas para ahorrar o por lo menos para no tener una caída significativa del poder adquisitivo. Pero también tengo la percepción que un buen porcentaje de gente se ubica dentro del modelo de consumo intertemporal de Fisher que encuentra un trade-off entre consumo presente y consumo futuro, adelantando consumo debido a que en el día de mañana será más dificil acceder. Por lo tanto, el ritmo de consumo hoy en día no sería genuino, sino impulsado por algo más que el propio nivel de ingreso. La pregunta que me surge es ¿cómo modelar un escenario de consumidores con este tipo de incentivos en su función de utilidad?
    Saludos.

  4. Cuál es entonces la explicación para el aumento de precios? La emisión?
    Estás confundiendo la macro con la micro. No podés explicar un proceso micro (el aumento de un precio en una empresa) a través de un fenómeno macro (la emisión).
    Para hablar del comportamiento de los precios, deberías establecer cómo se determinan esos precios (cosa que no tiene nada que ver con la emisión, la oferta y la demanda, etc.). Por lo general, esto se realiza a través de un mark up sobre los costos (similar a lo que mencionás al principio).
    Ahora bien, cómo explicás un salto en el nivel de precios de un mes al otro si los costos se mantienen fijos (asumiendo una cadena con un bajo coeficiente de imortación)? La respuesta es que lo que aumentó fue el mark up, o sea que es lógica la explicación de que los empresarios están aprovechando la coyuntura para remarcar. Desde ya esto en el agregado no sirve para explicar la inflación, pero sí un salto en su nivel (como ocurrió en diciembre y enero). Por otro lado, en las cadenas con elevados componentes importados sí puede haber un aumento, pero siempre menor que la deva.
    Saludos.

    • “La respuesta es que lo que aumentó fue el mark up, o sea que es lógica la explicación de que los empresarios están aprovechando la coyuntura para remarcar. ”

      Al final en esa oración no estás explicando de dónde viene la inflación. Estás diciendo que los empresarios elevan los precios para aprovecharse de la “coyuntura”. ¿Qué coyuntura? La coyuntura inflacionaria? Si ese es el caso no estás explicando a qué se debe la coyuntura inflacionaria. Supongamos que te referís a la coyuntura devaluatoria… ok. pero desde el 2007 que tenemos inflación de dos dígitos. No es la inflación un fenómeno que apareció recién con la devaluación de hace unas semanas, ni tampoco con el cepo.

      De todas formas ya sé qué vas a decir. Que la inflación apareció en el 2007 por culpa del aumento de los precios de los commodities, que no fue retenido por el Gobierno debido al fracaso de la 125. Pero si ese fuera el caso, ya no son los empresarios markupteros.

      La otra parte de tu razonamiento que no entiendo es porqué el empresariado hace mark-up a su antojo. ¿Cómo es que no pierden clientela? Seguramente nos vas a decir que es porque son multinacionales que monopolizan bienes a los que no se puede renunciar… ok, entonces porqué todo el resto de los países que también tienen a estas multinacionales no tienen inflación? Sólo a nosotros nos elevan los precios? Será porque nuestro gobierno es revolucionario y se le planta al “Imperio” del norte? No está claro eso tampoco.

      Saludos Cordiales.

  5. Creo que más que confundir la macro con la micro, mi principal idea fue micro-fundamentar los comportamientos macro. Dentro del aumento de precios hay un markup realizado por los comerciantes, pero si no estuviésemos en un escenario económico tan distorsionado, las reglas del juego serían más claras.
    En primer medida, lo que no comparto es que los precios no tengan nada que ver con la ley de la oferta y la demanda ni con la emisión monetaria.
    La emisión efectivamente puede terminar en inflación si la demanda de dinero del individuo argentino no aumenta a medida que lo hace la oferta; de esta manera, el señoreaje puede ser igual e incluso menor que el impuesto inflacionario en contextos como los actuales. No tengo dudas que el problema inflacionario actual es en gran parte monetario, y por eso dejo algunos ejemplos de tasa de emisión monetaria junto con la medición de inflación congreso (la muestra no es grande pero la correlación es innegable):
    2007: expansión monetaria = 24.0%, inflación congreso = 25.7%
    2008: expansión monetaria = 10.2%, inflación congreso = 23.0%
    2009: expansión monetaria = 11.8%, inflación congreso = 14.8%
    2010: expansión monetaria = 31.1%, inflación congreso = 27.9%
    2011: expansión monetaria = 39.0%, inflación congreso = 22.8%
    2012: expansión monetaria = 37.9%, inflación congreso = 25.1%
    2013: expansión monetaria = 24.5%, inflación congreso = 25.0%
    Es difícil saber cuánto dinero “necesita” la economía analizando los determinantes no monetarios de la inflación (tipo de cambio, precios y salarios nominales). Pero si estamos en un contexto donde no se vislumbra reactivación económica y la demanda de dinero parece que no va a aumentar debido a un ritmo inflacionario que parece no querer reducirse, estamos ante un escenario al menos preocupante.

  6. Mati:
    1) De nuevo, estamos hablando de cosas distintas. Si lo que yo quiero es explicar el SALTO en el nivel de la inflación de enero (e.g. que pasó de 25% anual al 30% anual) no necesito explicar el origen de la inflación (que, por cierto, no se puede explicar por el mark up, cosa que aclaré en el comentario anterior); o sea, eso es un dato que está dado. Lo que me explica el aumento del mark up es el salto en el nivel de la inflación que se observó durante enero.
    2) Respecto a tu último párrafo, de nuevo parece que interpretaste que yo digo que la inflación se explica por las remarcaciones en los precios. Nunca dije eso. La TASA de inflación no se explica por un aumento en el mark up, un salto en su NIVEL, sí. A no confundir tasas con niveles.
    Federico:
    Creo que lo mismo aplica para vos. Lo que pasó en enero fue un salto en el nivel de precios, y entiendo que tu post trata de explicar eso.
    Para que un salto en el nivel de precios sea explicado por la emisión, por lo menos tendríamos que ver que en enero aumenta la base monetaria, COSA QUE NO SUCEDE: la base monetaria en enero se contrajo 13.000 millones. Cómo explicás eso a partir de tu visión monetarista?
    Siguiendo con tu explicación, a partir de los datos que vos mostrás yo veo lo siguiente:
    – En 2008 la emisión cae 13,8 p.p. y la inflación cae solo 2,7 p.p.
    – En 2009 la emisión aumenta 1,6 p.p. y la inflación cae 8,2 p.p. (!!!)
    – En 2010 la emisión aumenta 19,3 p.p. y la inflación aumenta 13,1 p.p.
    – En 2011 la emisión aumenta 7,9 p.p. y la inflación cae 5,1 p.p. (!!!)
    – En 2012 la emisión cae 1,1 p.p. y la inflación aumenta 2,3 p.p. (!!!)
    – En 2013 la emisión cae 13,4 p.p. y la inflación se mantiene
    Hay años donde la emisión aumenta y la inflación cae, otros donde aumenta y otros donde se mantiene estable. Dónde está la “correlación innegable”??? Si yo tuviese que jugármela, diría que a mayor emisión, menor inflación, dado que en tu muestra de 6 años, hay 3 donde se ve esta correlación.
    Saludos.

    • Qué entendés por tasa de inflación y nivel de precios Best?
      Te digo lo que entiendo yo: tasa de inflación mide el salto en el nivel de precios. Cada nivel de precios corresponde a un momento específico del tiempo, ejemplo, mes, año, día. La tasa, en cambio, mide la variación porcentual entre un nivel y otro, es decir, la diferencia, entendida como “una parte” del nivel base o de referencia.
      Lo que explica el salto entre un nivel y otro de precios es lo mismo que explica la tasa de inflación, ya que la tasa de inflación mide el salto entre un nivel de precios y otro.

      Aparte de esto sigue la otra cuestión.. ¿qué motiva a un empresario a elevar los precios si su costos no varían? Su ambición? el hecho de que el gobierno no lo castigue por hacerlo? la falta de instituciones regulatorias? el poder de monopolio? se trata de un golpe de mercado?

      A ver, yo no quiero decir que tu teoría esté mal, pero quiero que me expliques detalladamente el proceso, por eso somos economistas. Si los empresarios suben el precio a un nivel muy alto no venden y se funden. Si lo que se ve es que los supermercados almacenan la mercadería y se niegan a vender a un precio x, y están esperando a que suba, entonces no podés decir que los costos están fijos. Algo raro pasa y vos deberías sentir curiosidad. Porque si analizas a los productores rurales, ellos también hacen lo mismo que el supermercado, almacenan soja y no la venden. Como vos planteas la teoía del mark-up pareciera que los productores de multiples sectores sacrifican ganancias para fundir al gobierno… si es así, se trata de una teoría del golpe de mercado… no sé, me parece muy enrrollado. Es el argumento que se escucha todos los dias en 678. Saludos.

  7. A ver: supongamos que no hay inflación y de un mes al otro aumentan los precios un 5% pero después no hay más aumentos, lo que se observa es un SALTO en el NIVEL de precios (suben un 5% mensual) pero NO HAY INFLACIÓN.
    Para que haya inflación, los precios tienen que seguir subiendo todos los meses. La inflación es el aumento SOSTENIDO de los precios.
    Entonces, a partir de esto, un aumento en el nivel del mark up puede explicar un SALTO en el nivel de los precios, pero no un aumento de la inflación. Para eso, lo que tendríamos que ver es que cada mes los empresarios aumentan su mark up, cosa imposible.
    Así, si por ejemplo la inflación venía creciendo al 25% anual, y en enero pega un salto al 30% anual y se mantiene, esto lo podríamos explicar por un aumento del mark up en enero + una inercia (e.g. salarial) que la sostiene.
    Todo lo que decís después, la verdad no lo entiendo.
    Dónde dije yo que los empresarios sacrifican ganancias para fundir al gobierno? Todo lo contrario, ellos lo que quieren es ganar plata. Y en un contexto inflacionario, donde no hay precios de referencia claros, ellos saben que pueden aumentar los precios (hasta un límite, obvio) porque hay una demanda que los convalida.
    El problema es razonar esto en términos de oferta y demanda en un solo mercado aislado del resto de las cosas (e.g. si sube el precio tiene que caer la demanda). En la realidad no hay una única curva de demanda recta como dicen los manuales mainstream.
    Vos viste algún producto que haya subido mucho de precio y eso haga que deje de venderse??? Yo no.
    Además, decís que “los supermercados almacenan la mercadería y se niegan a vender a un precio x, y están esperando a que suba, entonces no podés decir que los costos están fijos”. No entiendo que tiene que ver una cosa con la otra. Cómo inferís a partir de eso que los costos no están fijos?
    Es más, esto que decís lo único que muestra es que el empresario gana: se stockea a un precio (menor) y después vende a un precio mayor.
    Saludos.

  8. Que haya dicho que la inflación sea un hecho esencialmente monetario no quiere decir que sea estrictamente monetario. Además de esto, está claro que el problema también tiene que ser tomado dentro del contexto de cada país; en nuestro caso se generan distorsiones que afectan los patrones de consumo, ahorro e inversión de la mano también de, entre otros, conflictos sindicales. En Argentina la base monetaria aumenta en la misma proporción que la oferta de dinero porque (creo que todos vamos a estar de acuerdo en esto) el peso ya no cumple más la propiedad de ser reserva de valor.
    Finalmente con respecto a tu comentario de correlación entre emisión e inflación querría hacerte una corrección fundamental: Cuando te pasé las cifras son crecimientos interanuales de emisión, lo que quiere decir que (un poco más o un poco menos) la base monetaria continúa aumentando al igual que la inflación, el ritmo es lo que cambia pero todo sigue aumentando. Es por esto que ahora me dispuse a tomar los valores nominales para base monetaria y usar un mes base para el IPC congreso (que es una cifra que considero dentro de lo más certero que hay disponible hoy en día).
    Tomando los valores nominales de la Base Monetaria y del IPC congreso (con base en Abril 2011) y obtengo una correlación del 78,06%, interesante ¿no?

    • “Cuando te pasé las cifras son crecimientos interanuales de emisión, lo que quiere decir que (un poco más o un poco menos) la base monetaria continúa aumentando al igual que la inflación, el ritmo es lo que cambia pero todo sigue aumentando”.
      Me parece que ni siquiera entendés los datos que vos mismo pusiste. O directamente no manejás bien los temas de variaciones internanuales.
      Si la emisión se acelera pero la inflación se desacelera, entonces no podés decir que la emisión genera inflación (aunque las dos variables crezcan nominalmente). Esto es claro si tomás por ejemplo 2011 donde la emisión aumenta 7,9 p.p. y la inflación cae (se desacelera) 5,1 p.p.
      Si no, como todo sube podríamos buscar una asociación (espuria) entre dos variables cualesquiera.
      Y en el largo plazo siempre vas a encontrar una correlación entre emisión e inflación, eso es un hecho estilizado. El tema es que, como ya debés saber, correlación no implica causalidad.
      Saludos.

  9. Las cifras están claras y las entiendo perfectamente. Lo que se pretende mostrar con este análisis es que la principal causa de la inercia inflacionaria es el ritmo de emisión y no cualquier otra teoría conspirativa, anti-patriótica o especuladora que puede alegar el Gobierno actual.
    La expansión monetaria (por más que sea a tasas constantes) no generan previsibilidad, puesto que los precios no se incrementan de modo uniforme, sino que se alteran los precios relativos; por lo que una tasa de expansión anunciada no transmite información certera de cómo afectarán los precios de un sector u otro.
    No estoy planteando un modelo determinístico, y queriéndome decir que no existe causalidad implica que tenes argumentos en contra con respecto a la explicación de la dirección en la que (en mi opinión) corre el proceso: que la emisión genera impuesto inflacionario, y que el gobierno utiliza el señoreaje como método de fondeo del gasto público. Señales de cambio con respecto a este desenfreno se verían dando estímulos a la inversión productiva, desaceleración del aumento en el gasto público y que los acuerdos en aumentos salariales sean nominalmente decrecientes.
    El actual Gobierno prefiere reiterar el concepto que la inflación se produce porque uno u otro sector aumenta los precios indiscriminadamente. Esta falacia se escucha en todos los argumentos que el oficialismo propone. Si tenés algún argumento para refutar este proceso agradecería que me esclarezcas la situación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s