Dólares Para Todos!

Por: Federico

“La agricultura se ve fácil cuando el arado es un lápiz y se está a mil millas del campo de maíz.” Dwight Eisenhower

Con un tipo de cambio ‘oficial’ a 8.025 y continua caída en las reservas, es importante la opinión del actual Jefe de Gabinete Jorge Capitanich:

“disminución de reservas de corto plazo no tiene nada que ver con las de largo plazo, y la política cambiaria es con flotación administrada y se alcanzó un nivel de convergencia razonable para objetivos de la política económica”

Es posible que mirando la foto de la caída de reservas desde un punto corto-placista veamos una caída atribuible a pagos de deuda, energía y futura liquidación de cereales y exportaciones.

Para darle un voto de confianza al Jefe de Gabinete miramos más allá de los últimos días donde las reservas caían en cantidades diarias mayores a los U$S150 Millones:

garph1

Es raro que cuando se refiere a estacionalidad la misma no se vea, y la linea de tendencia tenga claramente pendiente negativa. Pero supongamos que sí, que esto es “estacional” (¿?) y continuemos con el análisis.

El funcionario también aclaró que la política monetaria “incentivó la demanda en pesos, con el aumento de las tasas de interés y la previsibilidad del tipo de cambio”. Veamos concretamente qué está pasando en relación a la cantidad de pesos que conforman la base monetaria:

graph2

Como vemos, el ritmo de emisión de la política económica actual deja entrever quién es el gran responsable de la inflación. Además, contrastando con la caída en las reservas podemos realizar una matemática, quizá ingenua, pero bastante ilustrativa acerca del tipo de cambio implícito que existe hoy en nuestro país:

graph3

Como podemos observar, es interesante cómo el tipo de cambio utilizando este simple ratio se aproxima bastante a lo que es el dólar informal hoy en día. Por lo menos tenemos una idea de cuál sería un número cercano a lo real teniendo en cuenta el contexto actual.

Para terminar, es cierto que era necesaria una suba de tasas para generar un aumento en la demanda de dinero (como ya lo vimos un artículo anterior: “Taylor rule en Argentina”), pero de todos modos la tasa de interés real continúa siendo negativa. Y es verdad que es mejor perder poco que mucho, pero de no existir restricciones a la compra de moneda extranjera, bajaría sustancialmente la demanda de saldos reales en moneda local. Dichos depósitos remanentes en pesos serían mayormente explicados por necesidades transaccionales y decisiones especulativas, dejando de lado la actual obligación de ahorrar en pesos argentinos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s