Cupo de exportaciones al trigo

Por: Hernán Torre

En el día de ayer, Axel Kicillof dio a conocer una disposición mediante la cual el gobierno habilita exportaciones de trigo hasta alcanzar 500 mil toneladas, en lo que será la primer autorización para vender al exterior desde julio del año pasado. La prohibición había sido establecida por Guillermo Moreno en el contexto de un incremento bestial del precio del pan causado por la suba del costo de las bolsas de harina de 50 kgs. Fue así que el ex Secretario de Comercio Interior pactó con la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM) la venta de 6 panes por $10, siempre y cuando se lo comprara antes de las 10 de la mañana. Como sucedió con muchos otros acuerdos de precios, no se lo respetó, siendo $20-22 el verdadero precio en las panaderías.

Ahora bien, frente a la gradual apertura comercial del trigo, conviene preguntarnos: ¿Por qué se toma esta medida? ¿Qué efectos podrá tener en los precios de los productos derivados que se comercializan en el mercado interno? ¿Son justas las críticas de la Mesa de Enlace, que considera insuficiente este límite?

Antes que nada, es necesario ubicar la medida dentro de la coyuntura argentina que venimos comentando en los últimos posts: requerimiento imperioso de moneda extranjera para no seguir perdiendo reservas internacionales y dificultad para incrementar rápidamente las exportaciones de bienes manufacturados debido a la inflación. A su vez, la maxi-devaluación de la moneda nacional no está planteada por los gobernantes como una opción para resolver la restricción externa, dado su efecto contractivo en el ingreso y regresivo en la distribución. En este marco, es el campo el que debe proveer las divisas necesarias para seguir impulsando el proceso de industrialización.
Las estimaciones del Ministerio de Agricultura ubican a la cosecha anual de trigo para 2014 en 9.5 millones de toneladas, de las cuales 8 serán necesarias para cubrir al mercado interno. El excedente (1.5 millones de toneladas) será habilitado para exportación, sólo en la medida en que se llegue a las cifras previstas. El famoso medio millón de toneladas representa el adelanto que el gobierno permite exportar, dada la necesidad de contar con divisas para hacer frente a la pujante demanda y demostrar solidez.

Esta medida abre un interrogante: ¿servirá como incentivo a la producción del trigo o, por el contrario, esta disposición será tomada como una nueva injerencia estatal en la esfera económica y desalentará la cosecha de este producto? Por un lado, puede sostenerse que en el corto plazo la medida permitirá abastecer a los productores de bienes derivados del bien en cuestión. Sin embargo, el problema reaparece al evaluar, no ya el mediano plazo, sino al analizar el horizonte temporal superior a un año: ¿cómo responderán los productores en las cosechas que vienen?

En este aspecto, debe evaluarse la situación desde un punto empresario y enfrentar la cuestión tal como se le presenta a los productores. En consonancia con una política devaluatoria del 50% anualizada desde el cambio de Gabinete, ¿querrán producir un bien que puede ser exportado sólo en pequeñas dósis o, por el contrario, asumirán inversiones en el cultivo de un bien que sí puede venderse en el exterior (soja, por ejemplo)?. Si llega a prevalecer la segunda opción, es totalmente previsible que existirá escasez de trigo para el mercado interno en años posteriores, con la consecuencia que esto acarrea sobre los precios de diferentes productos derivados como el pan, las facturas o las galletitas.

En el siguiente gráfico puede notarse una alta volatilidad en la producción de trigo, debido a la comparación de rendimientos que realizan los empresarios de los diferentes cultivos antes de embarcarse en las respectivas inversiones y compra de insumos. Si bien la estimación de la próxima cosecha es superior a la del año pasado, representa una caida de casi el 45% respecto de la cosecha 2007 o un 40% tomando como punto de referencia el 2010.

Gráfico 1 –  Producción de Trigo en Argentina: 1961 – 2013 (en millones de Ton)

ProdTrigo

Para mayor previsibilidad, sería interesante que estos cupos de exportación se tomaran con mayor antelación, y a través de un debate con las entidades que agrupan a los productores, ya que éstos podrían tener un incentivo mayor en caso de saber que a partir de determinada cifra de producción, se abriría la exportación. Cabe recordarse que a través del diálogo (algo que no caracteriza a la relación gobierno-campo en los últimos años) es posible llegar a posiciones que beneficien a ambos actores. El gobierno sabe que necesita del campo para obtener divisas, y el campo sabe que los incentivos y la financiación – inexistentes – del gobierno podrían ayudarlo a incrementar la producción. Quedará en estos dos actores seguir con el tira y afloje, o dignarse a reunirse por el bien de nuestro país.

Anuncios

4 comentarios en “Cupo de exportaciones al trigo

  1. “El gobierno sabe que necesita del campo para obtener divisas, y el campo sabe que los incentivos y la financiación – inexistentes – del gobierno podrían ayudarlo a incrementar la producción. Quedará en estos dos actores seguir con el tira y afloje, o dignarse a reunirse por el bien de nuestro país.” Totalmente de acuerdo. Muy buen artículo.

  2. En China aplican un método más simple. En vez de cobrar retenciones al campo, obligan a los campesinos a producir cierta cantidad a un precio fijo acordado. Una vez que cumplen con la meta de producción, después pueden producir lo que quieran y venderlo al precio que quieran y a quién sea. De esa forma garantizan cierto nivel de abastecimiento interno y también permiten que se eleve la productividad del agro ya que no se daña el sistema de incentivos, es decir, los campesinos producen más si pueden subir el precio acorde con los nuevos costos marginales.
    Con retenciones en cambio, al fijar el precio percibido por el productor, este pierde incentivos para producir más y con mejores técnicas, porque haga lo que haga va a ganar lo mismo. Es evidente que este sistema favorece muchísimo a los grandes latifundistas que expanden la producción cerealera y oleaginosa basándose en la escala y no en la calidad de la técnica productiva. Todas estas medidas que el gobierno aplica son consecuencia directa de las distorsionas provocadas por las retenciones, que encima de todo, no son un impuesto a la renta diferencial como lo quiso vender Kicillof en algún momento.

  3. Mati, nuevamente gracias por tu aporte.
    En el caso de la soja en Argentina, hay que hacer un análisis un tanto más exhaustivo, porque este cultivo no forma parte de la canasta básica de los argentinos. Sin embargo, al analizar la evolución de la producción agrícola en nuestro país, se puede ver como progresivamente la soja ha ido desplazando a los demás cultivos (maíz, trigo, sorgo, etc).
    El problema asoma cuando contemplamos que estos cultivos sí impactan sobre el sueldo de los trabajadores, ya que representan los llamados “bienes-salario”. Si se aplicara el mismo proceso que en China, Argentina claramente priorizaría el cultivo de los bienes-salario por sobre la soja y establecería niveles mínimos de producción para los primeros.
    El problema al que se enfrenta Argentina es que debe hallar un equilibrio entre los bienes exportables y los bienes-salarios, ya que necesita de ambos por igual. Los primeros para poder disponer de divisas que luego financien la industrialización y la tecnificación productiva; y los segundos para lograr un ancla inflacionaria que permita ofrecer cierta previsibilidad a los inversores.
    De más está decir que lo último no se está logrando.

    • Gracias por el feedback Hernán. Sí, estoy de acuerdo en que el gran problema es elegir como vos decís “el equilibrio” entre esos dos tipos de cultivos. Es un terreno más blando que la arena movediza, pero un día estaría bueno que hagan algún artículo sobre eso. Muy bueno el blog sigan así!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s